web analytics

Neymar muestra sus intenciones en el estreno de Brasil

Imagen Futbol.as.com
Imagen Futbol.as.com

La Copa América de las sorpresas estuvo a punto de dejarnos una nueva en el debut de Brasil, una de las selecciones favoritas. Finalmente los brasileños, con un Neymar estelar, pudieron imponerse a Perú por 2-1.

Y es que el partido empezó trepidante. El centro del campo brasileño carece de esa pausa y control de antaño, por lo que el choque se convirtió en un correcalles. Teniendo en cuenta la calidad de uno y otro equipo, no era mal negocio para Brasil jugar con tantos espacios y parece que Dunga estaba tranquilo al respecto. Hasta que Perú se adelantó gracias a un error entre David Luiz y Jefferson. Muchos están ya “matando” al central del PSG pero da la sensación de que el guardameta tiene una parte de responsabilidad mayor.

Se adelantaba Perú, viendo el camino que está tomando esta Copa América saltaban las alarmas pero Neymar se encargó de solucionarlo. Prácticamente en la siguiente jugada empató el encuentro y comenzó su recital a nivel individual. Tremendo, sublime, superior. Sin tener que brillar por debajo de nadie el brasileño sigue demostrando que, cuando Messi decida dejar de estar, es lo más parecido al argentino que hay en el fútbol mundial. Ayer dio muestras sobradas de lo que es capaz. Rápido, potente, brillante en la asociación y excelso en el uno contra uno, ‘Ney’ desarbolaba una y otra vez la defensa rival con regates o pases filtrados que hacían imposible saber por dónde iba a entrar.

Así, se sucedieron las ocasiones. Tardelli pudo cerrar la remontada en dos ocasiones, el propio Neymar estuvo algo falto de puntería e incluso se topó con el larguero y Douglas Costa pudo también en dos ocasiones haber superado al guardameta peruano pero tampoco estuvo fino. Perú, por su parte, no se amilanaba. Buscaba las debilidades de una defensa brasileña que sigue titubeando después del Mundial, pero Neymar era el que acaparaba todos los focos del fútbol en vivo de bet365 en el partido porque, simple y llanamente, era el canalizador de todo.

Pero el gol no llegaba. Neymar estaba en todas pero se llegó al 90 con empate en el electrónico. Entonces, para no romper la rutina, el ‘10’ bajó a por el balón atrajo a los rivales y filtró un pase magnífico hacia Douglas Costa que esta vez no falló en el mano a mano. 2-1 y alegría tremenda en una selección brasileña que ya se estaba viendo en el grupo de rivales sorprendidos como ya sucedió con Argentina y Colombia, por ejemplo.

En definitiva, un nuevo aviso de que en esta Copa América nadie gana fácil a nadie y que hay que sudar mucho para sacar cada punto. También una nueva prueba de que nos vamos a divertir porque Messi y Neymar están de dulce. Llegaron pletóricos al final de liga y en sus primeros partidos han dado un rendimiento simplemente sensacional. Por lo tanto, y eso que sólo llevamos una jornada en cada grupo, estamos viviendo una excepcional Copa América a todos los niveles.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *